Ir al contenido principal

Entradas

Destacado

"La Espada Olvidada": cuánto ayuda la crítica para escribir un buen libro.

  "La Espada Olvidada" era el título inicial que tenía pensado para mi saga, por allá por el 2009 —sí, han pasado 13 años: y pensar que ya entonces tenía barba—, cuando el libro era un fajo de casi trescientas páginas y quedaba por delante mucho camino por recorrer. Y sí: es un mal título. Rima. Esa fue exactamente la nota al margen que me dejó un revisor, cuando le entregué con ilusión aquel montón de páginas. Lo más sorprendente es que yo ni siquiera me había percatado de la rima: a pesar de todo lo que había ya escrito, a pesar de que entre esos párrafos había incluso algo de poesía, a pesar de mis lecturas... a pesar de todo y de lo mucho que había pensado el título, simplemente no me di cuenta de que "espada" rima con "olvidada". Traigo esta anécdota sencilla porque con la publicación de  La Corona de las Montañas , que es la segunda parte de la saga, hemos llegado a ese mismo punto en que estaba yo el 2009. Lo que hoy cualquier lector puede encontrar

Últimas entradas

El caso de Arnaldos, o de cómo dar profundidad a un mundo imaginario

Edward o el Caballero Verde, Parte XXVII

Edward o El Caballero Verde, Parte XXVI

Edward o el Caballero Verde, Parte XXV