Ir al contenido principal

Entradas

Destacado

Edward o el Caballero Verde, Parte XX

 Fiesta en la taberna —¿Has disfrutado del paseo y de la charla con tu amiga? Las estrellas brillaban en el cielo. Edward y Ulf desensillaban los caballos antes de retirarse a descansar, luego del largo día. —Ulf, si no te conociera, diría que estás celoso. ¿Qué es lo que le ves a Clara? ¿No nos ayudó acaso? —Más bien, me asustó lo mucho que sabe de los bosques. Demasiado, en realidad, para alguien que no creció en ellos. —Lo importante es que está dispuesta a echarnos una mano. Entiendo que desconfíes de ella, pero confía en mí: hoy me he convencido de que aborrece con toda el alma a los malvados.  Suspiró Ulf, observando a su amigo. El gran guerrero —pues estaba notablemente más alto que cuando salió de Uterra— estaba concentrado en aflojar las cinchas de Diamante, y le había contestado sin mirarle. Algo le molestaba, de otro modo su réplica hubiese sido, como siempre, de frente, fijando sus ojos decididos en el rostro de su interlocutor.  —Sabes que si me pides confiar en ti, Edward

Últimas entradas

Edward o el Caballero Verde, Parte XIX

Edward o el Caballero Verde, Part XVIII

Edward o el Caballero Verde, Parte XVII

Edward o El Caballero Verde, Parte XVI

Edward o el Caballero Verde, Parte XV