Ir al contenido principal

Entradas

Destacado

El caso de Arnaldos, o de cómo dar profundidad a un mundo imaginario

  E l proceso de escritura de Crónicas de una espada , como ya saben mis lectores más antiguos, me tomó varios años. En esta saga, se cruzan historias a muchos niveles, que pueden ser descubiertas en varios niveles de profundidad. Hace poco, hubo un lector que me comentó que ciertos personajes daban "fondo de armario" a la historia, y esa expresión me dejó pensando. Es que cuando te empeñas en contar una historia en la que el destino mismo de un mundo (o de parte de él) está en juego, necesitas más que solo la narración lineal que conduce la acción. En todo relato, lo primero es la verosimilitud. La historia, los personajes, deben sentirse reales. A su modo, deben  ser reales. Esto es, necesitan profundidad. Fondo de armario. Narrar es seleccionar. Nunca se puede contar absolutamente todo lo que hacen los personajes. Eso sería no solo tedioso, sino completamente innecesario. El lector puede bien suponer que "fuera de escena" la vida sigue, y los protagonistas descan

Últimas entradas

Edward o el Caballero Verde, Parte XXVII

Edward o El Caballero Verde, Parte XXVI

Edward o el Caballero Verde, Parte XXV

Edward o el Caballero Verde, Parte XXIV